¡Bienvenido!

Espero que lo que veas aquí sea de tu agrado y pases un buen rato con mis postres.

¡Estás en tu casa! Por lo cual puedes leer y comentar lo que quieras.

Y si necesitas contactar conmigo,hazlo en belenrepostera@gmail.com

sábado, 24 de diciembre de 2016

TRONCO DE NAVIDAD


Como no podía ser de otra manera en estas fechas hay que comer tronco de navidad así que aquí os dejo el que hice. Espero que os guste. Y con ello quería desearos unas FELIZ NAVIDAD a todos. Espero que paséis unos días increíbles y disfrutes mucho en familia.



Para hacerlo seguir la receta del Brazo de Gitano
Podéis rellenarlo de cualquier cosa que os guste y por supuesto la cobertura chocolate. Cuando el chocolate este ya enfriando pues con un tenedor le hacéis las marcas del tronco y a continuación lo espolvoreas con azúcar glass.

Yo para darle un toque mas chulo le hice con mazapán que teñí de color rojo y verde unas setas y unas hojas. 

Así es como me quedo:




by Belén




domingo, 18 de diciembre de 2016

CERVEZA ARTESANA INDIAN PALE ALE (IPA)


Es la segunda vez que hago esta cerveza y la verdad es que es super bonito hacerla con tus propias manos y por supuesto después degustarla y degustarla y degustarla y degustarla y ya no te queda más.

Hacerla no es nada complicado, solo hay que ser paciente, tener tiempo y alguien que quiera echarte una mano, una persona sola no puede hacer todo el proceso. No te metas a hacerla si no tienes al menos una tarde entera libre, muy recomendable una tarde de domingo de esas en las que la película que escogiste no vale para nada y no te queda nada en la nevera que llevarte a la boca que no sea, pimiento, cebolla y queso duro.

Un poco de historia para cultivarnos sobre esta cerveza:

Vamos a elaborar un tipo de cerveza inglesa un tanto particular denominada Indian Pale Ale (IPA),
tiene una historia muy peculiar. La creación de la Indian Pale Ale durante la década de 1790 fue el resultado de esfuerzos de los cerveceros británicos por superar un problema difícil: a comienzos del Siglo XVIII la cerveza no se conservaba bien en los largos viajes por el océano, especialmente en climas cálidos. Estos ambientes hacían que la cerveza se volviese caduca y agria.
La solución que encontraron los cerveceros británicos fue la de añadir mas cantidad de lúpulo y aumentar la fermentación para lograr más alcohol y de esta manera mantener lo más lejos posible a los microbios y bacterias de la cerveza. De ahí que esta cerveza tenga este alto nivel de amargor y también ese fantástico olor a lúpulo, que en ocasiones puede parecerse al olor del cannabis, al fin y al cabo ambos provienen de familias similares.

Después de todo este sermón, perdón pero se me ha ido un poco la olla, continuamos:

Te recomiendo que te inicies con un Kit donde ya te venga todo para prepararla y no tengas que complicarte con las medidas de lúpulos, cebadas y demás. Esto de hacer cerveza es un mundo por explorar pero para empezar esta genial.

En este caso compre un kit donde ya te viene todo lo necesario para poder hacerla excepto las botellas para embotellarla al final. Las podéis comprar por internet pero si bebes cervezas (que si estás leyendo este post seguro que lo haces en grandes cantidades, admítelo) de esas que tienen el cierre como la antigua casera, sabéis a cual me refiero?, bueno os pongo una foto. Estas:


Botellines a conseguir
Si consigues de estos botellines te ahorraras un dinerito y el tener que ponerles luego la chapa y cerrarlo, con esto os sera mas fácil. A lo mejor si te gusta y haces mucha mas cantidad compensa el otro tipo pero de momento con esto es suficiente.

Kit Every Day IPA

Kit de Cerveza Brooklyn Brew incluye:

- 1 galón de cristal para fermentar (1 galón = 3,78 l)
- Tapón de rosca
- Tubo de trasvase
- Tubo de goma
- Termómetro de laboratorio de 30 cm
- Esclusa
- Paquete de esterilización
- Mezcla de ingredientes (malta, lúpulos y levadura).

Podéis verlo mas detallado en las imágenes:




Lo que vamos a necesitar a parte y que no esta incluido en este KIT es:

- Olla que entre al menos 6 l
- Una segunda olla igual o mayor que la primera.
- Colador de malla fina, que sea grande porque sino no acabaras nunca, te lo digo por experiencia.
- Embudo
- Un cubo de plástico 
- Unos 8/10 botellines a ser posible con el tapón que os digo al principio pero es opcional. Si queréis de los otros pues ya eso cada uno como lo vea oportuno. Estos botellines se utilizara dos semanas después de nuestra elaboración.
- Un cronómetro 

Ademas necesitaremos:

- 3 cucharadas de miel
- Hielo, pero no para el cubata que ya te estoy viendooooo.

Lo mas importante de todo antes de empezar es esterilizar todos los materiales que vas a utilizar. Es de vital importancia hacerlo tal y como te pone el fabricante del esterilizador. Yo utilizo este que os pongo en la foto. Aunque en el kit ya te viene uno (podéis utilizarlo perfectamente) pero a mi me gusta mas este.


Se añade una cucharadita por litro de agua. No por poner mas vas a esterilizar mas. Después hay que enjuagar todo.

Lavamos bien nuestro cubo y añadimos 3,8 l de agua. Basándonos en el paquete que te viene con el KIT disolvemos medio paquete en el agua y removemos. Esta sera nuestra agua para limpiar todo. 
La  otra mitad del paquete consérvala porque la utilizaremos mas adelante. 

Lava cuidadosamente las ollas, los tubos, el galón, cualquier utensilio que utilices para remover y ponlas sobre papel de cocina para que se seque. Si no esta seco del todo para cuando empieces a hacerlo no pasa nada.

Cuando ya lo tengas todo lavado guarda el cubo con el agua porque seguro que nos hará falta durante el proceso.

Es un coñazo pero algo totalmente necesario para no tener ningún disgusto al final del proceso, te imaginas esperar un mes y al final no poder bebértela? yo me moriría al instante. 

Ahora podemos empezar a elaborar nuestra cerveza.



1.- REMOJAR LA MALTA

Abrimos la bolsa de maltas, esta bolsa contiene una mezcla de maltas ya trituradas y listar para la elaboración de nuestra cerveza.





Calienta en una de las ollas 2,4 l de agua a 71ºC. Mete el termómetro y vas mirando la temperatura hasta llegar a la adecuada.



 Agrega los granos y remueve con una cuchara grande hasta que tenga la consistencia de la avena, pero que consistencia tiene la avena? pues eso que esté totalmente mojada y queda agua suficiente para poder hervirla. Lo que se ve en la foto, que para algo las pongo.


Agrega agua si esta muy seco o muy caliente. La temperatura bajara algunos grados.


Cuécelo durante 60 minutos a 63-68ºC. Remover cada 10 minutos y usa el termómetro para controlar la temperatura. Terminas tumbado en plena cocina mirando fijamente al termómetro y preguntándote ¿porque no me habré comprado unas litronas y listo?....... pues anda que no nos queda nada todavía.

Probablemente no tengas que estar con el fuego encendido durante todo el proceso. Es importante mantener la temperatura así que ves apagándolo y encendiendo según te vaya indicando el termómetro.


Después de los 60 minutos de cocción caliéntalo hasta que llegue a los 77ºC removiendo constantemente. Al llegar a esos 77ºC apaga el fuego y continúa con el proceso, no debes esperar para continuar con el siguiente paso.



2.- EL FILTRADO

Calienta 3.8 l de agua adicionales a 77ºC


Prepara el colador sobre una olla


Filtra el contenido de la primera olla en la segunda. La malta remojada quedara en el colador.



Este liquido que nos queda es el mosto, esto sera nuestra cerveza, pero no os la bebáis todavía.


La malta que hemos escurrido la reservamos en un bol.



El agua adicional que previamente habíamos calentado a 77ºC la vamos vertiendo sobre la malta remojada (que habíamos dejado en un bol) para extraer los azúcares del grano. Para este proceso es muy importante el colador grande porque si veis las fotos, este colador es muy pequeño para este propósito y nos tocó ir añadiendo la malta en varias tandas, super cómodo vaya.



Necesitamos recolectar 4,75 litros de mosto. Perderemos alrededor del 20% más adelante debido a la evaporación.

Volvemos a repetir el proceso de filtrado pasando el mosto por la malta una vez más (creías que ya habías terminado, ¿no?). 

Esto es lo que nos quedara:



3.- LA EBULLICIÓN

Ponemos la olla con el mosto en el fuego y la llevamos a ebullición. Cuando llegue al momento de máximo hervido le bajamos el fuego un poco pero tiene que estar hirviendo constantemente. 
Remover de vez en cuando para lograr una ebullición ligera, si esta muy caliente se perderán azúcares muy importantes para la fermentación y el volumen.

Ahora vamos a necesitar los lúpulos: 

En la bolsa original

Chinook Hops
Columbus Hops


La ebullición durara 60 minutos, ahora es el momento de abrirte una cerveza ya que te vas a tirar una hora mirando el cronómetro y que mejor que hacerlo con una cerveza. Ponemos nuestro cronómetro en marcha y agregamos los lúpulos de la siguiente manera:

*Al comienzo de los 60 minutos cuando empiece a hervir añadimos el lúpulo Columbus entero y removemos.

Dividimos el Chinook Hops en 5 partes: 


* Añadimos 1/5 del lúpulo Chinook Hops a los 15 minutos desde el inicio de la ebullición.

* Añadimos 1/5 del lúpulo Chinook Hops a los 30 minutos desde el inicio de la ebullición. Ahora puedes abrirte una segunda cerveza.




* Añadimos 1/5 del lúpulo Chinook Hops a los 45 minutos desde el inicio de la ebullición.

* Añadimos 1/5 del lúpulo Chinook Hops a los 55 minutos desde el inicio de la ebullición.

* A los 60 minutos apagamos el fuego y añadimos lo que nos queda del lúpulo Chinook Hops .


Notaremos que bajo bastante el nivel ósea que hemos perdido algo de nuestro mosto por la ebullición pero no pasa nada. Eso es debido  a que lo hemos hervido muy intensamente o que la olla tenia una superficie muy grande. No sufráis si veis poca cantidad, mas adelante lo podemos solucionar, 

4.- FERMENTACIÓN

Ponemos la olla con nuestro mosto en agua con hielo hasta que baje a 21ºC. Mucho cuidado de que no caiga nada dentro de la olla cuando estemos enfriándolo.


Yo lo que hice fue llenar el fregador con agua y añadirle hielo, así lo bajas muy rápido porque el agua esta renovándose continuamente (abre un poco el tapón del fregador para que se renueve el agua).

Preparamos nuestro galón:


Colocamos el embudo en nuestro galón y ponemos el colador sobre nuestro embudo y vertemos la cerveza. El colador ayuda a airear el mosto y a clarear la cerveza, también evitamos que caiga cualquier sedimento, aunque por mucho que lo coléis seguirán quedando muchos sedimentos en estas cervezas artesanas, posteriormente en el embotellado nos desharemos de esos sedimentos.

Aquí es cuando tienes que agregar algo de agua (si tu nivel ha bajado por la ebullición) hasta que tu galón este a 3,8 l. La marca es donde pone ONE GALON.



Añadimos nuestra levadura y ponemos el tapón de rosca.


Una vez se ha añadido la levadura nos toca agitar fuertemente nuestro galón. Aquí lo que estamos haciendo es despertar a la levadura inyectándole oxigeno al mosto.

Agitar con fuerza


Ahora ponemos nuestra manguera de goma en el tapón de rosca, solo hay que meterlo unos 2,5 cm.
Yo meti el galón dentro del cubo con un poquito del esterilizador que habíamos reservado de lavar todo. De manera que el tubo lo dejamos dentro del cubo con el extremo sumergido en el agua esterilizada. Acabamos de hacer un tubo de escape que permite que el CO2 de nuestra cerveza sea expulsado y evitando a la vez que haya cualquier retorno de aire o particular del exterior que podrían estropear nuestra preciada cerveza.

Lo dejamos descansar 2 o 3 días. Este es el momento de mayor fermentación, podemos notar burbujas, espuma sobre la cerveza. Luego ira reduciéndose ese burbujeo.

Dejar así 2 ó 3 días

Día 1: Se aprecia mayor burbujeo y espuma. Sale espuma por el tubo al agua. Hay movimiento de burbujas continuo. Eso es genial porque significa que esta funcionando todo correctamente.

Día 1

Día 2: El burbujeo ha cesado, apenas sale ya nada aunque observamos bastante espuma. Lo dejaremos un día mas para hacer correctamente el proceso.


Día 2

Día 3: Ya hay muchísima menos actividad.

Día 3

Como ya estamos en el día 3 retiraremos la goma y prepararemos nuestra esclusa. La esterilizamos y la llenamos hasta donde nos marca con el esterilizante. Una vez montado todo la introducimos en el agujero del tapón de rosca tal y como veis en la foto.




Ahora tendremos que mantenerlo así durante 15 días en la oscuridad a temperatura ambiente y sin remover. Ahora es el momento de ir buscando botellines porque en dos semanas estaremos llenándolos.Ya va quedando menos.....que ganas de probarlaaaaaaa.




5.- DOS SEMANAS MAS TARDE: EMBOTELLADO

Estos son los botellines que hemos recolectado. Nosotros hemos optado por estos con este tipo de tapón para que sea más fácil. 



Los lavamos muy bien para eliminar cualquier resto ó sedimento y después los metemos en agua con nuestro esterilizador. Llene el fregador de agua y añade el esterilizador. Las sumergí unos dos minutos cada botellas. Una vez pasado este tiempo lo aclaramos con agua. Este paso es muy importante. De esto dependerá que no haya problemas y se pueda poner mala nuestra cerveza.


Dejamos secar boca abajo con un poco de papel blanco de cocina.



A continuación nos ponemos ya a embotellar. Para ello tenemos que hacer lo siguiente:

Preparamos una olla y la esterilizamos porque mas tarde la vamos a necesitar.


Necesitaremos 3 cucharaditas de miel o azúcar que las vamos a disolver en un poco de agua. La miel lo que hace es aportarle el gas a nuestra cerveza. La cantidad a utilizar es un poco relativa. Las 3 cucharaditas es si tenéis el galón completo, si no es así deberes poner algo menos porque sino luego a la hora de abrirlo puede ser un desastre ya que al tener mucho gas sale y sale y sale y sale y sale. Un verdadero desastre. 

Yo he utilizado esta miel de espliego



Cogemos nuestro galón que ha pasado 15 días solito en la oscuridad (pobrecitoooo). Le retiramos la esclusa y el tapón de rosca blanco.


Todo absolutamente todo que vaya a entrar en contacto con la cerveza es importante que previamente haya sido esterilizado. Me repito mucho pero es que es de suma importancia.

Introducimos el tubo de trasvase con el taponcito negro puesto (este evitara que se traspasen sedimentos con la cerveza). 



El tubo de plástico tiene una pinza, pues la vamos a pinzar y lo vamos a introducir en agua para llenarlo. Lo que queremos conseguir con esto es bombear para extraer la cerveza.
Conectamos el tubo de trasvase al tubo de goma tal y como veis en la foto. Ponemos un recipiente para despinzar la pinza y así que elimine el agua del tubo y empiece a salir nuestra cerveza. Aquí es cuando pinzamos de nuevo y cambiamos el recipiente por la olla.




En la olla ponemos la miel disuelta en el agua. Abrimos la pinza y es cuando trasladamos toda nuestra cerveza del galón a la olla.





Cuando ya nuestro galón se va quedando vacío tener cuidado de que no entre sedimento. Mucho cuidado porque como se vacíe el tubo entero de líquido tendréis que volver a ponerle agua para poder bombearlo. Ser muy cuidadosos con eso de que no deje de tomar cerveza porque sino os pasara este terrible error que os puedo asegurar que te hace perder los nervios. 


Una vez tengamos toda la cerveza en la olla repetiremos el proceso pero esta vez dese la olla a la botella. Hay que volver a llenar el tubo de agua y dejar correr hasta que empiece a salir la cerveza, sino no saldrá jamas (un coñazin ehhh) pero merecerá la pena. Pensar en esa copa de cerveza con ese aroma y esa espumilla tan tan rica.....Ufffffff.


Al final hemos sacado 7 botellines de cerveza de 450 ml cada uno. Osea que nos han salido 3.150 ml de rica cerveza.



Ahora deberemos de dejar nuestras botellas otros 15 días mas en la oscuridad hasta que podamos beberla. 

Pasados esos días tendremos nuestra cerveza lista para tomar aunque si la dejas madurar más días pues mas rica estará. 

La enfriamos y a disfrutarla. Como podéis apreciar ha quedado perfecta con un gran aroma que caracteriza a estas IPAS y hace una espuma genial. Estamos muy satisfechos con el resultado. Ha merecido la pena. Ahora a repetir de nuevo el proceso.......jejejeje.



by Belén and David